Tiempo para reflexionar

jueves, 28 de febrero de 2013


Difícil no escribir nuevamente acerca del papa que ha renunciado luego de enfrentarme diariamente a la gran cantidad de noticias en las que se destacan asuntos como corrupción en el Vaticano, juicios contra sacerdotes pederastas, declaraciones en juicios de algunos de los papables, del papa que sale porque quería “limpiar” la iglesia, y muchas otras cosas turbias que, desde luego, siempre se tratan de minimizar o desmentir.

Sin embargo, de todo eso ya se sabía y se ha hablado desde hace mucho tiempo, pero escuchar ahora que el señor Ratzinger va seguir siendo “papa emérito” o si se quiere “romano pontífice emérito” y le seguirán diciendo “su santidad”, eso sí que debería llevar a la reflexión a todos los que han considerado a todos estos hombres como la máxima autoridad en asuntos espirituales en el mundo.

Si Ud. es uno de ellos, se ha preguntado alguna vez: ¿Realmente ese sistema religioso llamado iglesia católica romana se basa verdaderamente en las enseñanzas de la Biblia? ¿Surge realmente la figura de un papa, de un jefe máximo con derecho de decidir sobre la vida espiritual de las personas, de lo que la Biblia enseña? ¿De verdad en la Biblia se habla de un sucesor de Pedro (¿Si vivió Pedro alguna vez en Roma?) o de un vicario de Cristo?

¿Por qué cree Ud. eso lo y acepta? ¿Porque así lo enseñaron desde pequeño y es pecado pensar lo contrario? Luego de un estudio serio y sincero de las Escrituras, ¿Esta Ud. plenamente convencido que ese es el modelo de iglesia que en ella se enseña? ¿Está seguro que seguir, practicar o medio practicar, lo que esta religión ha enseñado desde cientos de años, es lo que Dios espera de Ud. y le va a llevar a vivir con él por la eternidad? ¿Por qué practica todo eso, porque quiere tener la salvación, porque cree en la vida eterna con Dios, o no sabe ni tiene seguridad?

Definitivamente, seguir una religión, cualquiera que esta sea, no es la clave para vivir una vida delante de Dios como él lo desea. Por lo menos es lo que uno puede encontrar cuando estudia la Biblia y se da cuenta que se trata básicamente en reconocer que se es pecador, y que el pecado le ha alejado de Dios, que necesita arrepentirse delante de él y aceptar que Jesucristo vino un día para ocupar su lugar y recibir el castigo por sus pecados, así Dios le perdona y le da la vida eterna. Entonces la vida cambia, se es una nueva criatura y no se puede vivir igual a como se venía viviendo antes de reconocer su condición delante de Dios.

Si en verdad le interesa saber lo que Dios espera de Ud. le invito a reflexionar con sinceridad sobre todo esto.

¿Tema trillado?

viernes, 22 de febrero de 2013


Por estos días en México fue noticia en los periódicos el que una niña de 9 años (Luego dijeron que tenía 12)  hubiera dado a luz un bebé. Eso es algo que ya ha ocurrido antes y que posiblemente esté ocurriendo en este momento en cualquier lugar del mundo. Pero, quiere decir esto que ¿Ya no nos debería impactar, ya no nos debería importar o verlo como algo normal de lo que sucede cada día en nuestras cada vez más corrompidas sociedades?

Así como los constantes asesinatos, los cada vez más voraces actos de corrupción, la aprobación de leyes que promueven el homosexualismo y la drogadicción, y mucho más; el saber que una niña a los ocho años (o más) ha sido ultrajada, violada y a los nueve tiene que enfrentar en carne propia el nacimiento de un bebé, nos debería doler mucho, nos debería mover a protestar contra las leyes tan livianas en nuestros países que no castigan con rigor a los que cometen actos tan atroces.

Pero también debería llevar a los padres a darse cuenta con qué personas, aún familiares, dejan a sus hijos cuando tienen necesidad de realizar alguna diligencia. Pero muchas veces las niñas resultan embarazadas porque los padres (papá y mamá) no han educado con toda claridad a sus hijas e hijos en cuanto a las relaciones sexuales,  haciéndoles ver que éstas son válidas únicamente en el matrimonio.

Padre, madre, ustedes son responsables de lo que sucede con sus hijos, no solo se dediquen a seguir la corriente del mundo creyendo que éstos deben dejarse a la deriva para que “desarrollen su personalidad” con libertad. Pongan frenos, vigilen, no se crucen de brazos, ustedes son la autoridad que Dios ha delegado para guiar a hombres y mujeres que serán útiles a la sociedad y un día darán cuentas a él por esa labor.

No tiene superior en la tierra

jueves, 14 de febrero de 2013


La renuncia del máximo líder de la iglesia católica ha sido uno de esos acontecimientos que ha puesto  prácticamente de cabeza las famosas redes sociales, y a los medios de comunicación a desempolvar toda clase de información que le de relevancia a la noticia. 

Algunos medios hablan de conmoción en todo el mundo, otros alaban su decisión como “muy valiente”, como “un ejemplo de humildad” que se debe seguir, pero tenemos que ser sinceros, en el fondo nadie sabe la realidad del por qué de tal decisión. Quizás en un futuro lejano lo sabremos cuando uno de los empleados del Vaticano filtre la información.

Tampoco nadie puede negar toda la historia oscura que ha habido alrededor del nombramiento y de la figura de un hombre al que se le ha dotado de máximo poder, llegando a pregonar que éste es el sucesor de Jesucristo, más aún, presentándolo como su suplente o sustituto que es lo que significa la palabra vicario.

Ahora renuncia, pero ante quién, si los que lo nombran han dicho que no tiene superior en la tierra. Qué ironía, para que llegue a ser “el supuesto suplente de Jesucristo”, otros hombres lo tienen que elegir, pero para renunciar se quiere hacer creer que no le responde ni a los que le nombraron.

¿El señor Ratzinger pasa entonces a ser un simple mortal? ¿Y la infabilidad? Definitivamente, cuando no se está de acuerdo a lo que enseña claramente las Escrituras, los hombres perdemos la dimensión de lo que somos delante de Dios. Más aún, establecemos nuestros propios patrones, nuestras propias reglas y esperamos que todos las acaten, haciendo a un lado la autoridad verdadera que encontramos en la Palabra de Dios. El único que no tiene superior en la tierra y en todo el universo es Dios y su Hijo Jesucristo.

!Que el juego continúe!

viernes, 8 de febrero de 2013


Hace poco la Europol (Oficina Europea de Policia) sorprendió al mundo deportivo con la noticia del amaño de partidos de fútbol, no solo en Europa, sino en muchos otros lugares del mundo. Desde jugadores, árbitros, dirigentes, y otros más, han recibido jugosas sumas de dólares y euros para ganar o perder partidos y hasta clasificaciones al mundial, y así hacer ganar mucho dinero a los apostadores.

Para muchos esa noticia es un escándalo, para otros, es únicamente la confirmación de lo que ya se veía desde hace muchos años pero que ninguno de los famosos dirigentes deportivos ha querido destapar y mucho menos actuar para frenar.

Y es que con las declaraciones del máximo dirigente del fútbol mundial Joseph Blatter, al referirse a la noticia de Europol, se puede corroborar que es algo que seguirá practicándose impunemente. Dijo Blatter: es "un juego" y por tanto "siempre hay tramposos y nunca pararán".

Bueno, si aplicáramos esta “gran” reflexión de este “gran” dirigente del deporte a todas las actuaciones de corrupción a todo nivel en nuestros sufridos países, entonces tendríamos que conformarnos, alinearnos, hacernos los locos, oídos sordos, los ciegos, no sé que más, y permitir que los mañosos y tramposos sigan haciendo de las suyas.

No, a los tramposos, a los corruptos, engañadores y ladrones, se les debe perseguir, aunque no sea tan fácil, y llevarlos a que paguen todas sus fechorías. Y no se vale que uno que está al frente de tan “prestigiosa” institución se escude en que en este momento no hay leyes que se puedan aplicar, solo para lavarse las manos y seguir poniendo la cara hacia el otro lado. Eso es como decir a viva voz ¡Que vivan las trampas y los tramposos! ¡Que el juego continúe!
Con la tecnología de Blogger.